El elenco vocal de la U. de Santiago junto al Ensamble “Entre puentes y alamedas”, interpretarán el próximo 1 de octubre la pieza “Misa Criolla de Bodas”, que la destacada cantante y compositora peruana le regalara en 1969 a su única hija, en su matrimonio. El concierto que se realizará en la Iglesia de San Francisco, es co-organizado por la Embajada de Perú y el Museo de Arte Colonial de la orden franciscana. La obra se repetirá el 3 de octubre en el Teatro Aula Magna Usach.

Maria Isabel “Chabuca” Granda, fue una de las grandes recopiladoras de la música criolla peruana.

Era quizás la pieza que le faltaba a su repertorio para terminar de jactarse de su amplio dominio del folcklor, adaptándolo a todas las teclas. En 1968, la cantautora peruana María Isabel “Chabuca” Granda (1920-1983) compuso su primera y única liturgia con los sonidos criollos que la transformaron en un ícono de la música de su país. Se la regaló a su hija, Teresa Fuller, en el día de su boda el 16 de enero de 1969, en una ceremonia que se celebró en la Iglesia de Santa María de Magdalena, en Pueblo Libre, y tuvo el acompañamiento musical de grandes artistas y arreglistas que enriquecieron la creatividad de la compositora.

Cincuenta años después, es la misma Teresa Fuller quien dio luz verde al proyecto de reestrenar en Chile la obra “Misa Criolla de Bodas”, que será interpretada por partida doble, por el Coro de la U. de Santiago y un ensamble compuesto por cinco instrumentistas y dos cantantes de origen peruano y chileno, el próximo 1 de octubre en la Iglesia de San Francisco y el 3 de octubre en el Teatro Aula Magna Usach, ambas citas a las 19.30 horas.

La Embajada de Perú en Chile – co-organizadora del evento junto al Museo Colonial San Francisco- fue la receptora de la partitura que la propia Teresa Fuller entregó para ser interpretada en el 50 aniversario de su creación. “Con mucha generosidad la hija de Chabuca Granda se acercó a la Cancillería del Perú para poner a disposición esta pieza, con la idea de que se pudiese tocar en otros países. De inmediato pensamos en el Coro Usach, por la calidad de esta agrupación y por las buenas relaciones que hemos cosechado con la U. de Santiago en estos años”, cuenta Aída García, Encargada de cultura de la Embajada del Perú. “Con la Usach hemos organizado dos versiones de Criollazo donde se han expuestos los puntos musicales en común entre Perú y Chile y fuimos el primer país invitado del Festival Cultura Migrante, estamos muy contentos”, agrega García.

Teresa Fuller, la hija de Chabuca Granda fue quien entregó las partituras y letras de Misa Criolla de Bodas, para que fuera interpretada fuera de Perú.

“Misa Criolla de Bodas” se enmarca además en la celebración de los 50 años de la fundación del Museo de Arte Colonial San Francisco, que funciona al costado de la Iglesia de la orden franciscana y que está a cargo de las actividades culturales de la congregación. Junto al Coro Sinfónico Usach de 30 cantantes, debuta el ensamble “Entre puentes y alamedas”, compuesto por los intérpretes vocales Ana Torres y Gonzalo Barrientos; los percursionistas Luis Barrueto y Antonio Caballero; el bajista Mario Troncoso y los guitarristas Simón Schriever y Óscar Álvarez, quien además está a cargo de la dirección musical del conjunto instrumental.

“En Perú, Chabuca Granda está al nivel de nuestra Violeta Parra, su aporte al rescate y la expansión de la música criolla es fundamental. La diferencia estuvo en que en el caso de Chabuca ella provenía de una familia aristócrata”, dice Andrés Bahamondes, director del Coro Usach. “Para nosotros hacernos cargo de un personaje histórico como Chabuca es un honor, vamos a hacer una versión con arreglos diferentes al original, pero siempre siendo muy respetuoso y cuidadoso con el espíritu de la obra”, agrega.

A inicios de los años 50, Chabuca Granda ganó fama como compositora con “La flor de la canela”, inspirada en la lavandera afroperuana Victoria Angulo, que traspasó fronteras y se convirtió en uno de los temas más representativos de la música peruana. De esa época también son melodías como “Puente de los suspiros”, “Lima de veras” y “Zeño Manué”. En 1962 grabó el disco “Lo mejor de Chabuca Granda”, sindicado como uno de los mejores de la historia de la música criolla peruana.

El Coro Sinfónico Usach, dirigido por Andrés Bahamondes, interpretará la pieza junto al Ensamble Entre puentes y alamedas. Foto: GaryGo.

La cantante deslumbró por romper con la estructura rítmica convencional del vals peruano, que de amplias tesituras los fue alternando con nuevos lenguajes y antiguos valses de salón. Su poética también destacó, al volverse con el tiempo cada vez más sintética alterando también las rimas tradicionales. En “Misa Criolla de Bodas”, Chabuca Granda, despliega toda su experticia musical, respetando los pasos tradicionales de una liturgia convencional, pero envolviendolos de melodías criollas, con tonderos y festejos.

“La versión que se grabó de Misa Criolla fue con un pequeño grupo de músicos todos hombres, con un formato vocal similar al de ‘Los fronterizos’ o ‘Los cuatro cuartos’, con arreglos musicales muy modernos y complejos, que no se ha vuelto a reeditar. Nos gustaría poder rescatar esa versión y quizás volver a esta obra el próximo año cuando se conmemoren los 100 años de Chabuca”, revela Bahamondes.

Texto: Denisse Espinoza.

Chabuca Granda es parte de la nueva colección de prendedores de edición limitada (100), dedicados a los compositores de la Temporada de Conciertos Usach 2019. Las ilustraciones son de Magdalena Solar. A la venta en los conciertos y a través de extension@usach.cl.
Valor $ 5.000.

 

 

COORDENADAS
Concierto “Misa Criolla de Bodas” de Chabuca Granda
Coro Sinfónico Usach y ensamble Entre puentes y ladrillos
1 de octubre, a las 19:30 horas / Iglesia de San Francisco
Av. Lib. Bdo. O’Higgins 816, Santiago.
** Transmisión en directo a través de Radio Usach en la 94.5 FM y a todo el mundo por www.radiousach.cl

3 de octubre, a las 19:30 horas / Teatro Aula Magna
Av. Ecuador 3659, Estación Central.
Entrada liberada
Link a los eventos en Facebook: 1 de octubre y 3 de octubre